Skip to main content

¿Cómo nos viene un determinado color a la mente, que nos transmite un color? ¿Por qué es tan directa y primaria esa sensación que nos producen los colores?

La Teoría del color nos explica qué es el color y sobre todo, como percibimos los colores. De este modo entenderemos que son los modelos o espacios de color y para qué se usan.

1. Teoría del color.

 

El color es luz. Físicamente el color es una percepción.

La teoría del color desarrollada por pintores como Kandinsky y Klee, determina que la observación de determinados colores produce en nosotros una estimulación similar a la que podemos experimentar con la vibración que ejercen los sonidos en nosotros.

Los colores «suenan»…

Los colores, hablando de comunicación visual, lo que hacen es expandir el significado del mensaje, sacándolo fuera del contexto tipográfico (si hablásemos de un logotipo o de un mensaje publicitario), traspasando los límites y haciendo que el mensaje suene. Porque sí, los colores suenan.

«Los objetos que constituyen el entorno son físicamente incoloros, lo que percibimos cuando miramos al sol, hacia nuestro entorno o al mirar nuestras propias manos, son sensaciones y suceden únicamente en nuestro cerebro. Lo que denominamos color no tiene lugar en el mundo físico, sino en nuestro mundo psíquico.»

Juan Carlos Sanz.
El libro del color. Alianza.

Así podríamos decir que los sonidos agudos parece que se expanden por el espacio, tienden extenderse. Por el contrario los sonidos graves y profundos nos impresionan porque se concentran hacía el interior. Kandinsky entendía color y sonido como elementos interrelacionados.

Un triángulo, por ejemplo sería más puntiagudo, es decir causaría una mayor tensión visual si lo pintamos de amarillo. De la misma forma que si un círculo lo pintamos de azul, causaría una sensación más rotunda.

triangulo amarillo

AMARILLO – Excéntrico – RE MENOR

circulo azul

AZUL – Concéntrico – SI MENOR

2. Modelos de color.

 

Los modelos de color son sistemas de clasificación de los colores que sirven para explicar la relación entre los colores según el espacio de representación de los mismos. Por ejemplo: colores impresos en un folleto o una pintura son espacios de color diferente a los que tendríamos en una pantalla de un móvil o un televisor.

1. La mezcla sustractiva.

Formada por los colores primarios: Amarillo, Rojo y Azul, llamados así porque se forman sin intervención de ningún otro color y los colores complementarios: Naranja, Violeta y Verde.

Este modelo de color es el que nos enseñan en el colegio y el que podemos experimentar si mezclamos colores físicos de pinturas. La mezcla de colores partiendo de los primarios, siempre dará como resultado mezclas de colores menos luminosos y mezclando todos los colores dan como resultado un color cercano al negro. Por eso se denomina mezcla sustractiva, ya que sustrae luz a la mezcla de colores.

color mezcla sustractiva

2. La mezcla aditiva.

Formada por los colores primarios de la luz: Rojo, Verde y Azul (color RGB). Son primarios porque nuestras retinas alcanzan la sensibilidad máxima en la parte roja, verde y azul del espectro visible. Este modelo de color tiene a su vez colores secundarios: Magenta, Cian y Amarillo, surgidos de la mezcla de haces luminosos.

Este modelo de color es el que se utiliza para tener una referencia de los colores que vemos en las pantallas. La mezcla de colores primarios da colores secundarios más luminosos. Siendo el color blanco en este modelo de color la suma de todos los colores.

color mezcla aditiva

3. ¿Cómo percibimos los colores?


Antes hemos dicho que los colores suenan, pues bien otra forma de entender su naturaleza en cuanto al modo en que los percibimos es compararlos con el sentido del gusto. Percibimos los colores del mismo modo que percibimos los sabores.

Cuando comemos nuestras papilas gustativas perciben cuatro sabores: dulce, salado, amargo y ácido. Igualmente cuando vemos, nuestros nervios visuales registran unos atributos de color agrupados en la cantidad de verde/rojo y de azul/amarillo que tiene la escena que estamos contemplando.

Los nervios visuales perciben verde o rojo, pero nunca ambos; y azul o amarillo, pero nunca ambos. Por lo tanto, nunca vemos amarillos azulados o verdes rojizos. Hay que darse cuenta de que estos atributos son opuestos, como frío y calor. De ahí que se clasifiquen los colores según las sensaciones de colores fríos y cálidos.

La oposición de estas parejas de colores (verde/rojo y azul/amarillo) forma la base de la visión del color y se ha tomado como base para definir las primeras teorías precisas sobre la percepción del color, basándose precisamente en su contraste.

Vemos por contraste, si no hay luz no vemos ningún color excepto el negro, que en realidad es la ausencia de color.

como vemos los colores